Posted by : Luis Enrique Alvarado sábado, 12 de septiembre de 2009

Normalmente muchos cristianos nos reunimos en diferentes partes del mundo para estar orando por nuestras ciudades, hace poco en México se realizaron diferentes eventos para orar como por ejemplo en Durango hubo una convocatoria con el lema “Un México, Una Oración”.

La cual fue transmitida por televisión a diferentes naciones, pero de que sirve que hagamos estas concurridas reuniones inclusive mundiales sino hay un cambio en el corazón de los interesados.

De que sirve que nos subamos a la montaña más grande del mundo y que atemos con miles de nudos al diablo si no nos arrepentimos de lo malo que tengamos en nuestra vida.

2 Crónicas 7:14
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

kaná: Doblar la rodilla; de humillar, abatir, derribar, humillar, quebrantar, someter.

Cuantas veces no hemos orado sin humillarnos un poquito solamente, no le atribuyamos poderes a la oración, es la actitud del corazón de hombre lo que mueve la mano de Dios.

La Oración, intercesión y el ayuno son buenos que digo buenos, son excelentes si pero con un corazón humilde.

Hay veces que ayunamos también queriéndole torcer la mano a Dios, nos ponemos en huelga de hambre en realidad ya que no se puede tomar como ayuno por no humillarnos y cambiar ante Dios.

Creo que la oración no sirve, si, no sirve si no nos arrepentimos, si queremos cambiar nuestra nación no solo es orando, sino cambiando, la oración es poderosa en la vida de un JUSTO.


Santiago 5:16
Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados.
La oración eficaz del justo puede mucho.

Oremos si oremos con un corazón arrepentido, humillémonos ante Dios y El oirá nuestras oraciones, pidamos perdón, reconciliémonos y entonces veremos la mano de Dios moverse de una manera poderosa en nuestra vida.

Marcos 11:25
Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

Dios les bendice.

3 Responses so far.

  1. Tienes "toda" la razón!!

    Y la oración como muchas doctrinas ah perdido la esencia, su principal objetivo; que no es que sea contestada nuestra petición.. Mas bien es escuchar la voluntad de Dios y después orar conforme a su voluntad, esta será eficaz y el nos oirá si esta en su voluntad, si no, no nos oirá 1 Jn 5:14...

    Una vez leí en un libro una frase que se me hizo sabia respecto a la oración:
    "La oración, es la proclamación en la Tierra, de la voluntad de Dios en el Cielo"... Venga tu reino, Hagase tu Voluntad.

    Saludos.
    Jonathan

  2. Dios te bendice Jonathan esa frase que mencionas esta excelente!!

    Dios te bendice

  3. Anónimo says:

    me parece muy realista lo que se plantea en esta reflexion y la verdad es que la integridad le gusta a DIOS las cosa no van a cambiar por si solas.bemdiciones hermano enrique alvarado . att. derek romero(777).

Gracias por vernos!

Gracias por vernos!

- Copyright © Verdad Y Luz Hoy - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -